Utopia Magazine

BMov Trici: Cuando el triciclo ya no es solo para chicos

Luego de dos meses en período de prueba desde el pasado mes de mayo, la empresa inició operaciones con los triciclos en pleno centro de Santiago, en un recorrido que abarca dos circuitos y es completamente gratuito.

 

 

La pareja de emprendedores Cristián González y Alejandra Barros vivía con la necesidad de crear un modelo negocio novedoso y rentable. Luego de dar los primeros pasos en el ámbito comercial con la importación de bicicletas plegables, exclamaron ¡Eureka! en 2013. El proyecto, una empresa de transporte turístico en pleno centro de Santiago.

Si bien la idea original fue concebida con una orientación turística en circuitos patrimoniales dentro del casco central santiaguino, “mantener ese concepto hubiese demorado el proyecto al menos dos años más”, afirmó Alejandra, para quien “la forma de dinamizar la iniciativa fue dar estos primeros pasos con el modelo de negocio actual: paseos gratuitos para los usuarios y utilizando los vehículos para vender espacio publicitario”.

Advirtió que “hubo que modificar la naturaleza del proyecto por razones de tipo legal, ya que la visión del emprendimiento colindaba con la legislación vigente. Los vehículos no cumplían con ciertos requerimientos técnicos obligatorios para un transporte de tipo turístico”.

Aún así, los contratiempos no lograron detener el avance del emprendimiento. “Lo que más nos ha gustado es la respuesta de la gente”. Sin embargo, la gente al principio no entendía el por qué de la gratuidad del servicio. Algunos incluso preguntaban “¿Hasta cuándo va ser gratis? y nos miraban raro”, recuerda Alejandra entre risas. “Todavía muchas personas desconocen que es gratis”.

Ahora bien, ¿Cómo se sostiene un proyecto de esta naturaleza ofreciendo un servicio gratuito? La publicidad, es la respuesta. “Todos los triciclos se brandean con publicidad y al final es la marca la que entrega el servicio a la gente”. Paralelamente, la marca también se fusiona con una idea de sustentabilidad, ecología y responsabilidad social empresarial, ya que la prioridad del servicio de transporte es para las personas con movilidad reducida.

Debido al éxito obtenido en tan poco tiempo, la empresa ha estado conversando con otras comunas de la capital y de regiones, con la finalidad de ampliar el servicio a otros circuitos. “Estamos viendo recorridos. Aunque por el momento no se está otorgando un servicio de orientación turística en los recorridos, la idea en el mediano plazo es brindarle a los usuarios este valor agregado y así complementar su experiencia a bordo de los triciclos”, refirió Cristián, el otro cerebro tras la idea de BMov.

 

 

Tacos y triciclos. Los harto conocidos “tacos” de la capital fueron parte de las variables estudiadas para lograr articular el servicio con el resto de la locomoción. Al respecto, Alejandra aseguró que “otra de las ventajas que hemos tenido es que acá en el centro la velocidad promedio de los vehículos es de 10 a 15 kilómetros por hora en hora de taco baja y los triciclos suelen andar a 15 – 16 kilómetros por hora, así que cuando hay taco somos parte de él, no lo hacemos”.

Destacó que las unidades “pasan por lugares emblemáticos como el Palacio de La Moneda, el Teatro Municipal de Santiago, el Barrio Esmeralda y Plaza de Armas… Pero no hacemos ningún tipo de transacción económica por los paseos”. Tan sencillo como ver una unidad, detenerla y disfrutar del recorrido.

¿Planes de expansión? “Cualquier comuna que desee brindar el servicio a sus habitantes nos interesa. Sólo es cuestión de estudiar bien los recorridos y saber exactamente cómo se planteará el recorrido”, refiere Cristián. “Por ejemplo, existen comunas que albergan complejos hospitalarios y sería positivo facilitar el acercamiento de los pacientes a dichas instalaciones. Sin embargo, esto debe estar acompañado de la misma infraestructura que presta la municipalidad, como ciclovías con un estándar aceptable o calles donde no se comparta el espacio con locomoción pública”.

Otro aspecto positivo del emprendimiento es que se han creado nuevas y novedosas plazas de empleo. “La gente llama constantemente, llegan correos pidiéndonos trabajo. A mucha gente le gusta pedalear y no encontrarse trabajando detrás de un escritorio. Hemos creado esa posibilidad”.

Trabajo en equipo. “Este ha sido un trabajo novedoso y en el que nos encontramos en un aprendizaje constante. Nosotros entregamos lo que es un servicio de paseo, orientado a la entretención pero sin dejar a un lado el tema de la seguridad y la responsabilidad con nuestros usuarios”, asegura Cristián. Por otro lado, cada conductor tiene asignado su Trici, le hace el aseo, un chequeo técnico antes de salir a la calle y se dejan cargando sus baterías durante la noche.
El equipo de Utopía Magazine no podia quedarse con la inquietud de conocer este servicio, por lo que luego del encuentro con sus amables creadores, nos dispusimos a ser parte del taco santiaguino y disfrutar del recorrido. Felipe, también conocido como “Pipe” fue el encargado de llevarnos en este paseo por el vibrante centro de la capital.

 

Fuente: Revista Utopia Magazine septiembre de 2015, enlace http://utopiamagazine.cl/index.php/2015/09/21/bmov/